sábado, 5 de diciembre de 2009

DAVID ROMERO RAPOSO

Buenos días, tardes o noches.

Me gustaría unirme a la iniciativa. Es una idea muy interesante. Ahí van mis datos:


Bibliografía:


David Romero Raposo nace el 26 de octubre de 1982 en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Sus versos, bajo la influencia de la Generación del 27, han sido recitados en Bornos, Espera o Ronda; además de presentar el vídeo-poema Llanto por Federico García Lorca en Madrid, en el 110 aniversario del nacimiento del poeta granadino.

Ha publicado algunos poemas en revistas digitales como "El Divan" o la venezolana "Letralia". Y es cofundador de la Asociación Cultural El Fuego de la Utopía.

Tras las huellas es su primer poemario.



Poemas:


13 de abril de 1931

Descansa, compañera, descansa,
mañana llegará el momento
de dar un vuelco a la balanza.

Disfruta, compañera, disfruta,
no estás sola en esta lucha,
miles de personas te protegen
y desde el cielo te observan.

Aries, Luna, Leo...

Duerme, compañera, duerme,
mañana conocerán tu nueva
y como la nueva Mesías
te recibirán con palmas.

Y observarás
como tiemblan, compañera,
porque de miedo temblarán
la Iglesia y la Burguesía.

Nana, nanita, nana...

Duerme, compañera, duerme,
como agua de mayo llegarás,
antes de tiempo, eso si,
haciendo crecer las ilusiones.

Y observarás
como tiemblan, compañera,
porque de alegría temblarán
los Campos y las Escuelas.

Nana, nanita, nana...

Descansa, compañera, descansa,
mañana llegará el momento
de dar un vuelco a la balanza.


Llanto por Federico García Lorca

En un paredón de olivos
mataron a Federico,
cien gitanos, sombras negras,
acompañan su martirio.

Corren diez balas de nácar
por su cuerpo inmaculado
por su cuerpo inmarcesible
de agrio algodón destrozado.

Que no quiero verlo, que no.

La luna baja al barranco
dejando enlutado el cielo,
fugaces estrellas lloran
de la tierra al firmamento.

Que no quiero verlo, que no.

En la noche rota vuelan
pájaros ciegos de luto,
alforjas de barro esparcen
dolor por el aire sucio.

Las lágrimas del jazmín
tejen un manto en la arena,
con las sierpes y raíces
para recoger su pena.

Que no quiero verlo, que no.


Tras las huellas

En la soledad de la hoja en blanco
desnudo lentamente las palabras
y en silencio camino tras las huellas
del lado poético de la vida.



Lugares de encuentro:


Principalmente cualquier rinconcito de Andalucía y, si algun saloncito muestra mucho interés en oír mis versos, no me importaría un desplazamiento más largo.



David Romero Raposo
www.traslashuellas.tk

1 comentario: